LEYENDA

Leyenda y tradición se unen
en esta gran familia de productos
para llenar los hogares
del mejor sabor tradicional.

Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años,
existió en el Reino de Castilla un joven fraile que era capaz de elaborar
el “queso más rico que jamás alguien hubiera probado”.

Se convirtió en el fraile más famoso de la época y todo el mundo peregrinaba a su monasterio para probarlo.
Todos deseaban su queso pero nadie conocía su secreto, ¿sería la leche? ¿sería el cuidado que ponía en su elaboración?
¿o habría algo más?

Pasaron los años, el fraile murió, y con él la misteriosa receta. Nadie volvió a probar ese queso nunca más,
pero todos seguían hablando de su increíble e irrepetible sabor, manteniendo viva la leyenda.

Cientos de años después, un monaguillo encontró bajo las baldosas de un monasterio un viejo pergamino.
Se trataba de la receta de la famosa leyenda que desvelaba el secreto para elaborar:
“el queso más rico que jamás alguien hubiera probado”. Una receta diferente a todas las empleadas por el resto de queseros.

Francisco, que así se llamaba el monaguillo, una vez hubo alcanzado la mayoría de edad empezó a elaborar queso siguiendo metódicamente los pasos
de la famosa receta, la cual ha ido pasando de generación en generación hasta nuestros días.

Un secreto celosamente guardado por la familia de “El Gran Cardenal”, pero compartido con todo el mundo
a través de sus quesos de inimitable sabor y calidad excepcional.